“Lo que  llamamos  entorno  o  mundo  exterior  no  son  sino  reflejo  de  nuestra  alma.  Un espejo  nos  permite  mirarnos  y  reconocernos,  porque  nos  muestra  las  zonas que  sin  el  reflejo  no  podríamos  ver.  Es  decir,  que  nuestro  «entorno»  es  un medio  grandioso  que  debe  ayudarnos  a  conocernos  a  nosotros  mismos.  Dado que  la  imagen  que  aparece  en  el  espejo  no  es  siempre  halagüeña  —porque también  nuestra  sombra  se  refleja  en  él—,  nos  empeñamos  en  hacer distinciones  entre  nosotros  y  el  mundo  exterior  y  protestar  que  nosotros  «no tenemos  nada  que  ver  con  eso».  Sólo  ahí  reside  el  peligro.  Nosotros proyectamos  al  exterior  nuestra  forma  de  ser  y  creemos  en  la  independencia  de nuestra  proyección.  Luego,  omitimos  interiorizar  la  proyección  y  aquí  empieza la  Era  de  la  asistencia  social  en  la  que  todos  se  ayudan  mutuamente  y  nadie  se ayuda  a  sí  mismo.  Para  nuestra  toma  de  conciencia,  necesitamos  el  reflejo  que viene  de  fuera.  Pero,  si  queremos  estar  sanos  y  enteros,  no  debemos  dejar  de admitir  dentro  de  nosotros  mismos  esa  proyección”

imagen sanacion 2

    Somos seres duales, hechos de luz y sombra que avanzan hacia la unidad. Eso no es bueno ni malo, simplemente es.  Pero mientras avanzamos en este camino hacia la integridad hemos de ir haciéndonos conscientes de toda esa parte oculta ( la sombre de Jung) que todos tenemos. De hecho tú expresas conmigo lo que yo te proyecto.

     Como el Universo es sabio nos provee de las herramientas necesarias para poder avanzar y una de ellas es ésta, a través de nuestro entorno reflejamos todo aquello que no queremos ver o no somos conscientes. Las herramientas están allí y lógicamente somos libres de usarlas o no, pero él no usarlas no significa que no existan.

    Creo que a veces pensamos que nos conocemos pero si hacemos un acto de humildad hemos de reconocer que nosotros mismos muchas veces nos sorprendemos de nuestras propias reacciones. Hacerse consciente es bueno y eso nos hará avanzar. El problema viene cuando nos enrocamos y negamos que eso es así, la causa es el miedo, miedo a descubrirse, a desmontar esa imagen que habíamos prefabricado de nosotros mismos. Pero la única forma de liberarse del  peso del ego es esa.

imagen sanacion 5

    Una de las leyes Universales es la ley de la resonancia, mediante la cual resonamos en aquella vibración en donde estemos y eso es así, al igual que la ley de la gravedad nos hace mantener en tierra firme.

    Lógicamente el ego te buscará  mil y un argumentos para rebatir todo ello y hacerte creer que eso no va contigo…Es un trabajo arduo cierto…pero tenemos toda la vida.

 

Blanca Ruiz Hernández

Maestra de Reiki tradicional Japonés y Karuna