MAESTRILLOS DEL REIKIRIKI

    Vivimos en tiempos en los que la crisis, el comercio agresivo, las tele ventas y los duros a tres pesetas están a la orden del día.  Esto hoy no sorprende a nadie pero cuando esto llega a una disciplina tan honorable como Reiki, personalmente me produce una repulsa y vergüenza ajena bastante elevada.

    Normalmente no suelo hablar de “otros” para decir que lo que yo ofrezco es de calidad, entre otras cosas porque no lo necesito. Siempre digo que cada uno tiene su público y cada “maestro” es responsable de lo que hace, enseña y comparte con sus alumnos, pero llevo mucho tiempo callado y cuando veo ciertos anuncios como la foto que adjunto y otras cosas que suceden en el mundo de Reiki, no puedo evitar vomitar aquí estas palabras para no hacerlo físicamente, que no es por falta de ganas.

    Algun@s me juzgarán y dirán que son palabras duras para un “maestro” de Reiki, pero para mí la palabra maestro no significa gurú, ni guía, ni revestirse de un aura de falsa espiritualidad, misterio o misticismo, sino puramente lo que significa la palabra japonesa que la traduce que es Sensei: hermano mayor que ha recorrido un camino previamente.

    Por esto, al haber recorrido previamente un camino en el manejo y trabajo con distintos tipos de energías, entre ellas la que denominamos Reiki, siendo sintonizado (y pillado alguna porquería de por medio) en diferentes tipos como Tibetano, Japonés, Imara, Kimaná, Magnifield Healing…. y podría seguir con alguna más… incluso tengo los diplomillas correspondientes con los que cualquier día decoraré mi WC a la altura del papel higiénico, que es para lo único que sirven los títulos…   me encuentro en deber de decir (y voy a continuar con palabras duras) que lo que está sucediendo en el mundo de Reiki en ocasiones se acerca a la prostitución de la más barata y sucia… y encima practicada sin protección alguna.

    Buscar en Google la palabra Reiki a menudo es encontrar cosas que no tienen que ver con la realidad, ni de su origen ni de lo que se practica.   Que un “maestro” trasmita enseñanzas falsas porque es lo que a él le han enseñado y no lo haya contrastado quizás no parezca muy reprochable en un mundo en el que nadie quiere hacerse responsable ni de lo propio. Los Taoístas llaman a este concepto El Dragón Envenenado. Para mí el trasmitir algo que está falseado, coloreado, y adaptado para poder venderlo mejor, es totalmente irresponsable… para eso ya tenemos muchas religiones. dgfd

    Vivimos en un mundo de cocina rápida, precocinada, microondas y cursillos intensivos, por cierto muy adecuados al ritmo que llevamos; pero siendo prácticos nadie compararía un plato precocinado con un guiso hecho a fuego lento.   Ya el colmo es ofrecer sintonizaciones de distintos niveles juntos, incluso de maestría, en un día, sin práctica ni trabajo previo… Ciertamente tengo que decir que no solo no me sorprende sino que me parece muy adecuado al mundillo de perro flautas y farandulistas con túnica en que se está convirtiendo el mundo del Reiki, pasando a ser, como dice uno de mis maestros, maestrillos del reikirikí.

    Si las personas supieran lo que es una sintonización, lo que se hace en ella, y lo que pudiera suceder según de manos de quien venga, no expondrían sus sistemas energéticos a la manipulación por parte de cualquiera.

    Reiki de manos de algunos ha pasado de ser un camino de crecimiento personal y práctica interna para alcanzar el Satori… (la felicidad aquí y ahora), a convertirse en lo que parece una religión más. Han añadido a guías, ángeles, presuntos seres de luz y otras entidades astrales, de los cuales estoy convencido de su existencia pero que nada tienen que ver con el verdadero Reiki, otorgándoles con tal de no trabajarse interiormente, un poder que reside por naturaleza dentro de cada uno de nosotros. . . Y como cualquier religión, como no, tienen también sus gurús en forma de “maestros” que siguen manteniendo el control energético de sus adeptos para mantener su ego elevado y ganar nuevos adeptos y algo de dinero con ofertillas de ocho horas y sintonizaciones con sabe dios qué…

    Otros añaden un nombre a la palabra Reiki y le ponen la © o ® para hacerse un hueco en el mundo comercial y vender su propio sistema, eso sí, sin quitar la palabra Reiki que es lo que vende realmente (no en vano es el sistema de sanación energética más utilizado en todo el mundo)..

    Pero hoy está todo inventado y solo hay que investigar un poco para saber que la mayoría de las prácticas energéticas supuestamente nuevas, están sacadas de prácticas ancestrales que hasta ahora solo unos pocos (chamanes, guerreros, sanadores, druidas, monjes de ciertas órdenes y maestros de artes marciales) conocían, pero hoy están al alcance de cualquiera.   A pesar de ser milenarias, hoy continúan funcionando y no hay necesidad de reinventarlas o maquillarlas para vender “nuevos sistemas” o “nuevas energías” con la excusa de los “nuevos tiempos” y los “cambios que están sucediendo a nuestro alrededor”.

    Por eso, para quien aún no lo tenga claro yo practico y ofrezco Reiki… a secas… como sistema de crecimiento personal (Reiki Jutsu) y como sistema de sanación (Reiki Rioho). Un sistema que ofrece grandes beneficios para uno mismo y que también se puede aplicar con los demás, pero que  no se obtienen simplemente con una sintonización, trazando un garabato en el éter, o pidiendo ayuda o conexión a otros seres. Requiere una práctica interna constante y mucho trabajo personal, a veces duro, como cualquier otra disciplina oriental…

Los duros a tres pesetas no existen…

Aviso:

Me gustaría reconocer la autoría de esta colaboración, pero he perdido el contacto con el maestro de Reiki que me la envió en su día. No obstante cuando salga pública esta entrada en mi nuevo blog ruego te pongas en contacto conmigo y no tendré ningún problema en poner tu nombre a este artículo. De igual modo estoy abierto a publicar cualquier colaboración que considere interesante para este blog que reciba de personas relacionadas con el mundo del Reiki. Me comprometo a estudiarlos uno a uno y ponerme en contacto con su autor. Igualmente estoy interesado en colaborar con algún artículo mío en blogs sobre temática de Reiki. Soy de las personas que cree en el intercambio libre de ideas desde el respeto hacia los demás.